martes, 26 de junio de 2012

"El golpe contra el presidente constitucional destituido en Paraguay es una violación de la democracia"



Entrevista a Immanuel Wallerstein y Mercedes Canese, viceministra de energía
"El golpe contra el presidente constitucional destituido en Paraguay es una violación de la democracia"



Apenas un día después de que la Cámara de Diputados solicitara un juicio político contra el presidente de Paraguay, el Congreso paraguayo destituyó a Fernando Lugo por mal desempeño, y el exvicepresidente Federico Franco del Partido Liberal asumió el mando del país.
“No es Fernando Lugo el que recibe un golpe, es la historia paraguaya y su democracia la que ha sido herida”, dijo Fernando Lugo a pocos minutos de su destitución en el marco del juicio político “ilegitimo” al que fue sometido por el Congreso paraguayo. “Espero que sus ejecutores tengan presente la gravedad de sus hechos", agregó este viernes.
En diálogo con Página/12, el presidente constitucional destituido resumió su plan de este modo: “Resistencia pacífica y no reconocimiento de la presidencia que se instaló después del golpe de Estado” (1).
La viceministra de Minas y Energía, Mercedes Canese, indicó que si Unasur no reconoce al Gobierno paraguayo, luego de la destitución de Fernando Lugo, todos los proyectos de integración energética en curso con estos países se cortarán, comenta al Observatorio Selvas.
“Lo que estábamos avanzando en la recuperación de nuestra soberanía y la inversión en infraestructura, la red ferroviaria, los puentes, todo lo que estábamos haciendo, que como país mediterráneo son temas claves para nuestro desarrollo, al no reconocer nuestro gobierno, no van a firmar ningún acuerdo con nuestro gobierno, no habrá ningún convenio, no vamos a ser más sujetos de cooperación bilateral o multilateral con los países, y se llegará a un desplome como país en lo económico”, aseveró la subsecretaria de Estado.
La misma sostuvo que todo esto apeligra gravemente a todos los proyectos en común que tiene Paraguay para lograr el desarrollo. “Yo creo que lastimosamente los que propiciaron este juicio político totalmente fuera de lo que la Constitución establece, no analizaron el contexto regional, no pensaron en las consecuencias que tendrá”, dijo.
Canese manifestó que la crisis política desatada afectará profundamente a las relaciones internacionales del país; indicó que los países de la región “no van a reconocer al nuevo gobierno que surja de un golpe de Estado como el que se está orquestando en este momento, es inimaginable lo que eso nos va a producir a nivel económico, energético y financiero”, explicó la funcionaria que anteriormente era militante de Jubileo Sur (2).
Franco, el nuevo Stroessner
Ricardo Canese, secretario general del Frente Guazú, enfatiza que “Alfredo Stroessner fue recibido el 4 de mayo de 1954 –y hasta algunos meses después– con júbilo por personas con trayectoria democrática de toda una vida. El mismísimo Augusto Roa Bastos, nuestro principal escritor nacional y bárbaramente perseguido por la dictadura stronista, le dedicó un poema que aplaudía al nuevo gobierno –dictadura– en sus inicios. Indudablemente, Roa Bastos se equivocó, si bien su apoyo a la incipiente dictadura fue una carga moral que le pesó de por vida y era algo de lo que no quería hablar, por la profunda pena que le causaba. Otros que fungen hoy de demócratas, apoyaron públicamente al dictador Alfredo Stroessner por años e incluso décadas y, cuando la misma ya era evidente que se acababa, se volvieron furibundos “demócratas”.
La actual mayoría parlamentaria, producto de las “listas sábana”, perpetró el viernes un auténtico golpe de Estado parlamentario. La época de los cuartelazos ya pasó de moda definitivamente. Hay países con democracia consolidada donde nunca se producirá un golpe de Estado, incluso en la mayoría de los países de nuestra anteriormente inestable Latinoamérica.
Pero, en el Paraguay, como constatamos lamentablemente, pueden darse golpes muy similares al que dio Hitler en la culta Alemania hace unos 80 años, quien también concretó un golpe parlamentario. En contra del gobierno de Fernando Lugo no se presentó prueba alguna como lo confiesan impúdicamente los diputados que presentaron y aprobaron un remedo de acusación en el plazo de solo dos horas. El Senado dio menos de 1 (un) día a nada menos que al Presidente de la República para ejercer su derecho a la defensa, cuando que en juicios sumarios abreviados, como el de faltas de tránsito, todo ciudadano tiene 5 (cinco) días para presentar su defensa. También al expresidente Cubas le otorgaron 5 (cinco) días para defenderse en su momento.
Es probable que los insignes parlamentarios, aprendices de dictadores, consideren que una falta de tránsito merece más garantías constitucionales que quien ha ejercido la Presidencia de la República durante 4 años con alta aceptación popular. Se violaron todas las normas al debido proceso y a la legítima defensa, porque los golpistas sabían que su única oportunidad de llegar al poder era hacer el juicio político meteóricamente, aun a costa de violar la Constitución. De otra forma, la reacción democrática de nuestro pueblo y del mundo no lo habría permitido.
Stroessner calificaba a su régimen como una “democracia sin comunismo”. De lo primero no tenía nada y de lo segundo –la eliminación del comunismo– no era sino una excusa para eliminar, incluso físicamente, a todo demócrata y no solo a los valientes miembros del Partido Comunista, quienes fueron los que con más convicción y empeño se opusieron a la dictadura stronista. El entonces Partido Liberal tuvo los traidores a la democracia que, desde un inicio, se prestaron al juego del dictador. Los liberales más dignos –como Domingo Laíno– lucharon desde un inicio con todos los medios a su alcance contra la dictadura, lo que costó centenares de vidas, torturas, prisión y exilio no solo a miembros de este libertario partido tradicional del Paraguay, sino también a militantes de todos los demás partidos políticos y de organizaciones sociales del país, como las Ligas Agrarias.
Hoy, el dictador Federico Franco –y la gavilla que lo propició desde la cúpula de su partido– traiciona los principios libertarios de su partido y lo mancha para siempre con la dictadura, un oprobio que causó profunda huella en el Partido Colorado. A horas de perpetrarse el golpe, ya existían amenazas de muerte a personas íntegras que se oponen a la dictadura. No sabemos hasta cuándo tendremos seguridad para nuestras familias y nosotros mismos. Aun así, como lo hicimos durante la dictadura de Alfredo Stroessner, reiteramos nuestro llamado a manifestarnos pacíficamente en toda la República para exigir que el único Presidente constitucional de la República del Paraguay, Fernando Lugo, asuma nuevamente sus funciones y que se restituya el estado de derecho en el Paraguay, quebrado lamentablemente por el dictador Franco y su pandilla”, concluye Ricardo Canese (3).
Comentario de Immanuel Wallerstein
Immanuel Wallerstein, sociólogo estadunidense reconocido a nivel mundial, fue presidente de la Asociación sociológica internacional (1994-1998), me comentó personalmente que “el escandaloso golpe de Estado contra el Presidente Lugo de Paraguay debe ser resistido por todas las personas democráticas y progresistas de todo el mundo. Los actores cruciales, sin embargo, además de los ciudadanos paraguayos, son los demás Estados sudamericanos. Tienen que ser muy firmes con el intento del Senado de Paraguay de deshacer los derechos democráticos en el Paraguay. En esta lucha el mundo respirará mejor y UNASUR se fortalecerá en gran medida”.
Rechazo de Europa
El Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica GUE-NGL del Parlamento Europeo rechaza firmemente el Golpe en Paraguay, junto a diferentes partidos de Europa como el Partido Comunista de Francia PCF (4).
Izquierda Unida de España ha condenado el golpe institucional acaecido en Paraguay tras la decisión exprés del Congreso de destituir a Fernando Lugo. Asimismo, Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida – GUE-NGL, se ha felicitado por la condena del mismo por parte de la Alta Representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad, Catherine Ashton, y la ha instado a que en consecuencia la Unión Europea retire su representación del país hasta que no se restituya al Presidente electo.
Meyer ha tachado de intolerable que "una institución haya conspirado para derrocar a un Presidente que ha sido elegido por la expresión de la voluntad popular". Además, el Vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria Birregional Eurolatinoamericana se ha felicitado por la decisión de los países de la región "de no reconocer la autoridad del Gobierno de Franco" y ha instado "a la Unión Europea a que se sume a la posición de todos los organismos regionales como UNASUR, MERCOSUR, CELAC e incluso la OEA que han condenado el golpe de Estado y que reclaman el restablecimiento del orden constitucional en Paraguay".

El responsable de Política Internacional de Izquierda Unida, Meyer, quiso reiterar toda la solidaridad de la izquierda española con el Presidente Fernando Lugo y con el pueblo paraguayo: "deploramos estos hechos que constituyen un juicio político sin garantías, en el que se ha despojado a un presidente electo de su derecho a la legítima defensa", señaló.
Para Meyer, "estamos ante una nueva maniobra antidemocrática con el claro objetivo de desestabilizar la región y acabar con los gobiernos progresistas en América Latina, siguiendo la estela del golpe de Estado en Honduras en 2009, de la intentona golpista en Ecuador y de los movimientos desestabilizadores en Bolivia, según el programa de las oligarquías latinoamericanas de derrocar a los gobiernos del ALBA". “Este ataque a Lugo responde a esta voluntad de la oligarquía paraguaya de terminar con el proceso de transformación del país, que comenzó con su elección en 2008, victoria que puso fin a más de 60 años de constantes injusticias". Ante estos hechos, Willy Meyer viajará la próxima semana a Caracas para participar en el XVIII Encuentro del Foro de Sao Paulo en representación del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, donde coordinará acciones conjuntas de solidaridad con el Presidente Lugo con las diferentes fuerzas políticas de la Izquierda Latinoamericana que integran el Foro de Sao Paulo” (5).
El Ministerio francés de Asuntos Exteriores destacó hoy que su país comparte la preocupación de la Unión Europea (UE) y de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la destitución del presidente paraguayo, Fernando Lugo. El Ministerio llamó a todas las partes a respetar “los derechos constitucionales”. Un portavoz de Exteriores indicó en un comunicado la inquietud por las eventuales consecuencias que esa destitución pueda tener sobre “los compromisos democráticos” de Paraguay e hizo un llamamiento también al respeto de la “voluntad soberana” del pueblo paraguayo. “Francia apoya los esfuerzos de las organizaciones regionales, principalmente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para permitirle al país hallar una solución constitucional, democrática y pacífica a la crisis que atraviesa”, concluye esa nota.
El partido socialista alemán Die Linke (La Izquierda) condenó el golpe de Estado perpetrado en Paraguay, donde hubo una ruptura del orden democrático con la destitución del presidente constitucional, Fernando Lugo. En una declaración oficial, a la cual tuvo acceso Prensa Latina, esta formación política desaprobó el "golpe frío en Paraguay, presentado con la destitución del presidente Fernando Lugo".
Según el análisis de los socialistas alemanes, que disponen de 76 diputados en la Cámara baja del parlamento, el Bundestag, las razones del derrocamiento de Lugo "son solamente un pretexto". El partido alemán se apoya también en las posturas críticas de gobiernos suramericanos y mencionó el rechazo del golpe por parte de los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Venezuela y otros Estados de esa región.
Con estos hechos de fondo, los socialistas demandaron al gobierno federal de la canciller Angela Merkel de que no reconozca el nuevo régimen de facto en Asunción y criticaron al ministro alemán de Cooperación Económica y Desarrollo, Dirk Niebel, quien reconoció a Federico Franco como sucesor de Lugo en el poder. "Nosotros somos solidarios con el movimiento democrático en Paraguay y con el presidente democráticamente electo y exobispo, Fernando Lugo", indica el documento, aprobado por unanimidad.

De acuerdo con el partido Die Linke, "tenemos que evitar que regresen los tiempos de la dictadura de (Alfredo) Stroessner, cuando se torturó, desplazó y asesinó a miles de seres humanos" en ese país suramericano. Los socialistas alemanes recuerdan además que "Paraguay fue uno de los destinos preferidos de los esbirros nazis alemanes después de 1945". Advierte de un giro a la derecha en países de América Latina como en Guatemala, Honduras, Chile y probablemente en El Salvador. "Tenemos que evitar el regreso de las dictaduras a América Latina", sentencia el partido Die Linke.
Cristiano Morsolin, operador de redes internacionales. Trabaja en Latinoamérica desde 2001 con experiencias en Ecuador, Perú, Colombia, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Brasil. Colabora con las redes Jubileo Sur, Latindadd, CETRI, CADTM sobre el tema de la deuda externa. Autor de varios libros, entre los cuales “Sobre la deuda ilegítima. Aportes al debate: argumentos entre consideraciones éticas y normas legales. Quito: Centro de Investigaciones CIUDAD, Observatorio de la Cooperación al Desarrollo en Ecuador, Jubileo 2000 Red Guayaquil. 2008. Trabaja en Latinoamérica desde 2001, co-fundador del Observatorio sobre Latinoamérica SELVAS.
NOTAS
  1. http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-197172-2012-06-25.html
  2. http://www.aporrea.org/internacionales/a95500.html
  3. http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/franco-el-nuevo-stroessner-418040.html
  4. http://www.alainet.org/active/55869
  5. http://www.willymeyer.es/index.php?sec=15&l=es&id=653
  6. http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=519911&Itemid=1
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
rCR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada