lunes, 25 de mayo de 2009

CUBAS GRAUS


En 1998 fue elegido candidato de la Asociación Nacional Republicana para la vicepresidencia de la república, en fórmula con el General Oviedo, quien finalmente debió retirar su candidatura debido a sus problemas jurídicos; entonces asumió la candidatura presidencial, y se acompañó del veterano Luis María Argaña, quien había perdido las primarias con Oviedo; la fórmula finalmente ganó en los comicios de ese mismo año. En su campaña electoral prometió liberar a Oviedo de la cárcel, hecho que cumplió el 18 de agosto de ese mismo año, a tres días de asumir la presidencia.
En 1999, el Vicepresidente Luis Maria Argaña fue acribillado en su camioneta junto a sus guardaespaldas en la calle "Diagonal Molas López" de la capital (supuestamente lo asesinaron los sicarios de Oviedo). Debido a ello, se sucedieron manifestaciones de protesta de la población y varios integrantes del propio Partido Colorado acusaron a Cubas de llevar al país a una guerra civil.
Una protesta conocida como El Marzo Paraguayo provocó la definitiva renuncia de Cubas, cuando el Parlamento ya estaba llevando con anterioridad gestiones iniciándole un juicio de destitución por corrupción y por el asesinato de Argaña. El ex presidente optó por asilarse en Brasil.
El 29 de marzo de 1999, lo sustituyó el presidente de la Cámara del Senado, Luis Ángel González Macchi.
Exilio y regreso al país [editar]
Volvió a Paraguay en el año 2002, e inmediatamente fue arrestado y procesado por cargos de corrupción y por conspirar para el asesinato del vicepresidente Argaña, de los cuales fue absuelto en su totalidad.
El 21 de septiembre del 2004, su hija Cecilia Cubas (de 30 años de edad en ese entonces) fue secuestrada, y aunque Cubas pagó un rescate de 800.000 dólares estadounidenses, en febrero del 2005, el cuerpo de la mujer fue encontrado enterrado en una casa abandonada en la ciudad de Ñemby a las afueras de Asunción. Cuatro activistas del Partido Patria Libre, incluido el líder, Osmar Martínez, fueron arrestados, acusados y condenados en juicio oral y público por el secuestro y asesinato, la fiscalía pública de Paraguay ha acusado a dirigentes de las FARC de participar del secuestro y asesinato, ayudando logísticamente a Patria Libre para tal crimen, sin poder probarlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada