jueves, 16 de julio de 2009

CORREO DE MI AMIGO PEDRO




Hoy la cosa está peor en tu querido Paraguay, porque casi todos esos políticos asesinos que tu muestras en el blog han juntado filas con otros más para hacerle ingobernable el país, al actual presidente. Y repito políticos asesinos porque nos matan en cómodas cuotas día a día, apoyados por jueces corruptos y la suprema corte.

Hoy reina la ola de asaltos a iglesias, hospitales, cabinas de teléfonos, comisarías, por supuesto a particulares y a empresas. La policía los detiene y los jueces los largan enseguida, y si es un barón de la droga más rápido sale. Los mismos delincuentes filman los asaltos y los publican por internet.

Estos políticos enemigos del Paraguay, haraganes e ignorantes nos asesinan las ilusiones, las ganas de vivir honestamente:

Quitándonos primero el conocimiento, como hizo Nicanor Duarte Frutos con su cómplice Blanca Ovelar al destruir la enseñanza primaria y secundaria en el país para transformarnos en analfabetos funcionales.

Después nos quitaron la salud, destruyendo el sistema sanitario, al punto que hoy el IPS es más caro que cualquier sistema de salud privado y su servicio es pésimo.

Ayer, 22-06-2009, se enfermaron 9 parturientas de meningitis porque en el hospital de San Pablo "se olvidaron" de desinfectar una sala que fue contaminada por este bacilo que asistió antes.

La desidia de los médicos, su falta de caridad, su arrogancia y egoísmos son tan notorios que te puedes morir de un resfrío si vas a un hospital. Basta analizar en Emergencias Médicas, donde el porcentaje de "errores médicos" es demasiado alto para los niveles de la medicina del año 1890.

No conformes con eso algunos se aliaron con los barones de la droga y son tan caraduras que nos muestran en televisión como el ejército combate al narcotráfico cortando la marihuana, cuando en realidad la cosechan. Porque si realmente quisieran acabar con la droga basta con una simple avioneta fumigadora cargada con una lata de matayuyos selectivo como el Butil-2 y 1000 litros de agua, en tres días mató por lo menos en 20 hectáreas toda la cosecha para siempre.

Otros se alían con los barones del transporte automotor, obligando la "Justicia coimera" (injusticia paraguaya) que los ómnibus circulen hasta los 30 años de viejos, que negocio redondo.

Otros ponen leyes de tránsito estúpidas como la que nos obligan a encender las luces altas de día o pretenden que se modifiquen las inútiles leyes de tránsito para que se pase por la derecha contradiciendo todas las leyes de tránsito internacionales. Como si eso fuera poco se venden los carnets de conducir a gente que no sabe ni leer ni escribir, y por ende son un peligro porque no hay un conocimiento y mucho menos un cumplimiento de normas éticas y morales en la conducción y de las reglas de tránsito. Esto convierte a todo en un total caos donde solo hay muertos y coimas por doquier.

Otros son los importadores y supermercadistas que compran 1 y venden a tres en muchos casos y para facilitar más aún la cosa, la ropa y demás basura traída de China no paga impuestos (como siempre fue) matando la industria nacional.

Todo esto sucede porque el Paraguay (con minúscula por lo empequeñecido por las circunstancias) tiene tanta ignorancia que le impide visualizar y crear alternativas, sobretodo la clase política y poder judicial, que obtiene plata ajena fácil, por lo que se despreocupa convirtiéndose así en el peor enemigo del pueblo paraguayo por su arrogancia, egoísmo y falta de sentido común

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada