martes, 23 de abril de 2013

Cuando los fines son ilícitos ¿también son los medios?



Paraguay
Cuando los fines son ilícitos ¿también son los medios?



El resultado electoral en Paraguay marca un nuevo escenario para los movimientos sociales que luchan por una patria independiente y soberana. Horacio Cartes ganó con el 46% de los votos la presidencia de la república del Paraguay, frente a un 37% de su rival, el político del Partido Liberal Efraín Alegre, según datos del Tribunal Superior de Justicia Electoral con más del 80% de los sufragios escrutados.
Históricamente la práctica política de estos partidos tradicionales es la de imponer interés económico empresarial muy por encima de la ética y la moral dejando a un costado las necesidades reales de la población.
En esta contienda electoral se refleja la necesidad de redimensionar la llamada democracia, l a gran mayoría de los gobiernos y fuerzas políticas del mundo occidental ven a la democracia cómo un sinónimo de “desarrollo, libertad económica que conlleva a la social, progreso y bienestar”, esta vez en Paraguay lo enriqueció con una democracia mercantilista, mediatizada, tutelada por una elite dictatorial, hace nuevamente creer a la voluntad general que Horacio Cartes es una opción antes los graves atropello al pueblo Paraguayo para el restablecimiento de la “democracia”.
El golpe parlamentario perpetrado en contra de Fernando Lugo el año pasado su fin era el triunfo y vuelta del partido colorado en el poder y hasta se atreven a agradecer burlándose de la otras fuerzas política, ahora bien esta jugada de la mafia política estando nuevamente en el poder tiene programa y planes con fines más ilícitos que seguirán trayendo coyuntura mucho más difícil para el país, principalmente a las libertades individuales y colectivas, igualmente los derechos fundamentales que en ningún momento son regalos de ninguna democracia representativa sino son resultados de largas luchas de millones de compatriotas que hasta hoy siguen pagando con su vida.
Horacio Cartes sus medios siempre fue ilícito para llegar a su objetivo en tiempo récord, el empresario con intereses en el sector financiero, tabacalero y ganadero, se afilió al partido, conquistó el apoyo de sus principales líderes para modificar los estatutos que impedían su candidatura y ganó fácilmente la elección interna que lo convirtió en presidenciable en pocos meses, es su primera votación dentro de su partido, es un reflejo claro del interés de cúpula económica por encima de lo llamado partidos o colores, que sin embargo los electorado festejaron con euforia sin identificar su clase llevado por los colores y creyendo que la democracia nuevamente han triunfado, otros optaron por los medios ilícitos vendiendo su cedula de identidad y no participar en la elección como ciudadano.
Antes esta nueva realidad como se puede lograr romper una enajenación política producto de la democracia representativa históricamente con práctica ilícita y antidemocrática, el propio Marx llamaba a la superación de la democracia burguesa, a la democracia verdadera.
¿Cuál puede ser el papel de los senadores progresista y de izquierda para no reproducir esta práctica política?
Hay una necesidad histórica de construir estrategia de unidad y una coherencia de una democracia más completa ante la ofensiva de la ultra derecha, nadie dudan que ustedes son los representante de un pueblo que sufren un parto doloroso pero con ganas de nacer, decepcionarla, sería una derrota política más a la izquierda donde las esperanza se siguen transformando en desesperanza.
La lucha por la independencia continua.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada